Logo ODS

Síguenos:

Republic of Ireland

“When anyone asks me about the Irish character, I say look at the trees.

Maimed, stark and misshapen, but ferociously tenacious.”

Republic of Ireland

“When anyone asks me about the Irish character, I say look at the trees.

Maimed, stark and misshapen, but ferociously tenacious.”

Elige tu destino en Irlanda:

Dublín es la capital de la República de Irlanda y la ciudad más poblada y cosmopolita del país, ya que alberga a cerca de un millón de habitantes en su área urbana y acoge a millones de visitantes cada año.

Debido a su milenaria historia, Dublín alberga una singular mezcla de edificios antiquísimos y modernos, todos ellos conectados por amplios espacios verdes y fabulosos paisajes.

La ciudad ofrece al visitante una vibrante y variada oferta cultural y de ocio entre la que destacan festivales como el mundialmente conocido Día de San Patricio o el “Bloomsday“, que homenajea al escritor James Joyce.

Situada en la costa oeste de la isla de Irlanda, Galway es una ciudad de cerca de 80.0000 habitantes conocida por su carácter eminentemente juvenil y animado y por su interminable oferta de pubs y restaurantes.

Galway es además el lugar perfecto para descubrir atracciones turísticas tan destacadas como los Acantilados de Moher, los espléndidos paisajes de la región de Connemara o el paraje natural de las Islas de Aran.

También te sorprenderá el intenso pasado comercial de Galway con España durante el siglo XVI, que todavía late en la ciudad en forma de historias y leyendas asociadas a construcciones medievales como el Lynch’s Memorial Window o el Spanish Arch.

Bray (en español, Bré) es una pequeña y acogedora ciudad de 30.000 habitantes ubicada en el centro del condado de Wicklow, a escasos 30 minutos en autobús del casco histórico de Dublín.

Su privilegiada situación y cercanía respecto a la principal urbe irlandesa hace de Bray un lugar idóneo para disfrutar de una vida trepidante y cosmopolita sin renunciar a vivir rodeado de aire puro y paisajes inolvidables.

La playa de Bray y las privilegiadas vistas desde la cercana colina Bray Head, 250 metros por encima del nivel del mar, hacen de esta bella ciudad una de las opciones favoritas de los dublineses para sus vacaciones y escapadas de fin de semana.